Artículos de Interés

01 Oct

Las luces y bombillas LED tienen muchas ventajas, ya que nos permiten ahorrar, no contaminan y duran más.

En este blog hablaremos de las múltiples ventajas que tienen las luces LED, para que a partir de ahora, no uses otras.

Son respetuosas con el medio ambiente:
Las bombillas LED son mucho más seguras y menos contaminantes en comparación con los focos tradicionales. Las bombillas LED están fabricadas sin ningún tipo de sustancia química contaminante; por el contrario, los focos tradicionales estaban fabricados con tungsteno y mercurio, lo que las hacía altamente contaminantes.

Tienen más años de vida útil:
La vida útil de los focos LED es simplemente impresionante. Se calcula que la vida máxima hasta ahora registrada de un LED es de 50.000 horas, es decir, casi 6 años encendida las 24 horas del día.
Además, al contrario de los focos tradicionales, que solo soportaban un número determinado de ciclos, el número de veces que encendemos y apagamos la luz no afecta ni a su rendimiento ni a su vida útil.

paneles_04

No transmiten calor:
Toda la energía que reciben las luces y focos LED la emplean en dar luz, a diferencia de las bombillas que se venían utilizando hasta ahora. Los focos comunes transforman parte de la energía que reciben en calor, razón por la cual es peligroso tocarlas si llevan mucho tiempo encendidas.

Ahorro en el consumo eléctrico:
Obviamente, la mejor ventaja es el ahorro en el consumo eléctrico que favorecen las luces LED. Una vez las instalemos en casa veremos cómo la factura de la luz se reduce considerablemente. Dependiendo de la cantidad de luces que quieras cambiar, estarás ahorrando entre un 50% – 80% de tu consumo de electricidad.

Emite la misma cantidad de luz siempre:
Desde el minuto uno en que se encienden, las luces LED emiten la misma cantidad de luz, la máxima para las que están capacitadas.

paneles_04

Fuente: @EcoInventos